Llenado seguro de pequeños volúmenes. Las bombas eléctricas de laboratorio han demostrado su eficacia en una gran variedad de industrias y aplicaciones en las que, por ejemplo, se extraen ácidos y álcalis o productos de limpieza en pequeños lotes de botes o bidones.

Ir arriba